Bueno, sí que ha sido corto el recorrido, supongo que ya lo empecé muy cansado y sin el suficiente ánimo para mantener el intento.

Pido disculpas a los que entré por su casa jodiendo, agradezco el par de comentarios favorables y también. ¿por qué no? los otros dos o tres insultantes.

No ha terminado el escrutinio de las elecciones de hoy, pero supongo que no hace falta esperar más para saber de qué va todo esto, bueno, quiero decir, de qué creo yo que va todo esto, en unos sitios ganan los corruptos; en otros antiguos xenófobos intolerantes y/o criminales, que hasta antesdeayer colocaron la raza por encima de la razón y de la vida, y ahora se reconvierten en seráficos demócratas; y por doquier ganan los ideólogos y defensores del modelo de sociedad que trajo esta estafa (a la que han conseguido que llamemos crísis económica) y de sus actores, banqueros, especuladores, estafadores, explotadores, etc.; y han  perdido los que intentaron arreglarla tarde y mal (el diablo se los lleve con él) ayudando a los que la provocaron y además se beneficiaron de ella y haciéndolo a costa de los modestos, de los humildes, sabiendo, con razón, que estos últimos no podrían ni sabrían defenderse y creyendo, erroneamente, que los primeros (avariciosos inhumanos por genética) se corformarían con algo.

Enhorabuena a los auténticos vencedores. 

A los infelices que se creen vencedores, sin serlo realmente, les grito lo que otros ya gritaron en 1814:

¡¡ que vivan las caenas !!


Y en general, les deseo que les vaya a cada uno de ustedes como quiera que se lo merezcan.
Adiós

No hay comentarios:

Publicar un comentario